Tarot Amigo
Tarot Amigo

La Videncia Natural

Vidente sin Gabinete

Un vidente natural es aquel que tiene la videncia desde pequeño. Son personas que pueden ser consideradas especiales y que poseen el Don de la clarividencia. Esta gracia no puede ser aprendida, es algo natural.

Existe una gran diferencia entre las tarotistas que han aprendido a echar las cartas y saben interpretar los signos de las mismas y quienes utilizan el tarot o cualquier otra forma de adivinar el futuro como simple medio de focalizar su mente para obtener videncias.

Los videntes naturales casi no necesitan la utilización de ningún método aunque les sirve de ayuda como apoyo y generalmente realizan su videncia desde su casa. Por tanto no por medio de gabinete.

Es cierto que la videncia no es algo que se tenga de forma repetida a cada momento. Además de requerir un lugar tranquilo y en paz donde poder practicarla.

Existe otro tipo de videncia que son los flashes que les vienen aunque no estén realizando ninguna consulta. Son imágenes y presentimientos que luego se convierten en realidad.

Por tanto la única videncia creíble es aquella que es de nacimiento y natural. Generalmente estas personas han tenido experiencias desde su infancia y les viene de generaciones anteriores.

En tarot Amigo las videntes que atiendes por teléfono lo hacen desde su casa, en un lugar en paz y acorde con las necesidades necesarias para poder ofrecerle a quien consulta una clarividencia. Puede resultar que no vea lo que el consultante quiera escuchar, pero lo sentimos ya que solo le decimos la verdad de lo que hemos visto.

Consulta Privada Ahora

Tarotistas y Videntes Naturales

La única videncia posible es la naturalLa videncia no se aprende

La videncia no es algo que se pueda aprender ni que nadie te pueda enseñar. Se tiene o no se tiene.

Es cierto que todos tenemos en mayor o menor medida videncia, solo hay que desarrollarla. La videncia natural es de nacimiento aunque pequeñas dosis de videncia si tenemos todos.

Algunos lo llaman sexto sentido, premoniciones o presentimientos que se cumplen. Eso es la videncia.

Lo que nos molesta es que se pueda engañar a la gente indicándoles que le pueden enseñar a tener videncia. Aprender a leer una tirada de cartas sí, pero eso es otra cosa.

Hay estudios que indican que las personas con el donde de la videncia más desarrollado son aquellas que sufrieron algún trauma en la infancia, aunque no sean conscientes de ello.

En la infancia temprana tenemos la mente más abierta y sin los límites de la razón, por eso se dice que los niños son más inocentes. No obtuvieron la maldad que el mundo les termina dando.