Tarot Amigo
Consultas

Las Practicas Esotéricas en el siglo XIX

conocimiento ancestral

En la actualidad se continúan practicando ritos y rituales que se consideran esotéricos y cuyo origen se remonta en algunos casos a los anales de la historia.

La sabiduría popular los ha ido transmitiendo de generación en generación hasta llegar a nuestros días, pero tenemos que reconocer que de una manera un tanto distorsionada, y en ocasiones mercantilizada.

Casi siempre que el ser humano se ha acercado al conocimiento esotérico ha sido para obtener beneficio. Mención aparte merecen quienes lo han utilizado con la finalidad de estudiarlos para llegar al conocimiento, o aquellas personas que lo realizaban para rendirle culto a la naturaleza.

Hoy en día la situación no difiere de lo anteriormente expuesto, con la salvedad que cada vez se utilizan más para intentar doblegar la voluntad de terceras personas y obtener beneficios ilícitos.

En esta web nunca habrá encontrado que se cobre, o se venda, ningún trabajo de magia, puesto que no es nuestro estilo, y más con la dinámica en la que nos encontramos en el que egoísmo de las personas va en aumento.

Para mí las prácticas esotéricas son más que simplemente rituales o acciones que sirven para beneficiarte tu o los demás, aunque dichos beneficios sean loables y con buenos sentimientos. Es una forma de entender las cosas de una manera diferente a como nos enseña la ciencia y la razón.

No puedo renegar de la ciencia, ni de sus avances que tanto han hecho por el bienestar de millones de personas. Aunque pienso que hemos dejado de lado otros valores y conocimientos que provienen de muy antiguo y que si no lo hubiéramos abandonado y relegado a un rincón oculto, la sociedad seria de otra forma.

Hay cosas y sensaciones que solo se pueden observar con los ojos del Alma. Si miráramos mas con ellos, y no única y exclusivamente con los ojos del materialismo, la sociedad y las relaciones personales actuales serían muy diferentes, y a buen seguro mucho mejores y sanas.

¿Qué queda hoy del conocimiento antiguo?

A nivel popular cada vez queda menos. Si a esto le sumamos que un buen número de personas han mercantilizado el saber de lo oculto, nos encontramos con un panorama desolador.

Ahora las prácticas esotéricas, el ejercicio de las ciencias ocultas han ocupado un lugar en la sociedad que genera rechazo. Este lugar es merecido, y lo dice alguien que vive por y para ello.

Es evidente que quienes nos dedicamos a esto necesitamos cubrir nuestras necesidades básicas, pero el grado de estafas, utilización del esoterismo con fines única y exclusivamente mercantilistas al más puro estilo del capitalismo más radical, han dejado el conocimiento y la práctica de las ciencias ocultas en un lugar que no se merecen.

De los conocimientos esotéricos queda bastante, aunque se han perdido muchos de ellos por el camino de la historia. Cada día se escriben más libros sobre el tema, aunque he de reconocer que en algunos de ellos se leen auténticas barbaridades fruto del desconocimiento.

Por regla general, los secretos y las técnicas no suelen compartirse por escrito y se transmiten de generación en generación, aunque he de reconocer que existen libros que se acercan mucho a ellas y desvelan algunos secretos y dan las pistas necesarias para adentrarse en la búsqueda de estos conocimientos.

No creo en las escuelas mistéricas, ni en los centros de enseñanza donde por una cantidad de dinero te enseñan a hacer magia. La vida no es como la novela de Harry Potter, ni hay escuelas de ocultistas ni magos que se anuncien comercialmente.

Cada uno puede elegir el camino que crea más correcto, tanto a la hora de practicar lo que sabe, o lo que dice saber. Yo personalmente aunque por ello deje de ganar dinero nunca voy a emplear la magia esotérica, las mancias o los rituales para lucrarme de una manera desmesurada, y menos aún para engañar a nadie.

Siento dolor por aquellos que si lo hacen. En el mundo esotérico todo lo que haces mal termina volviéndose hacia ti tarde o temprano, y esto también va por aquellos que pagan por trabajos de magia que terminan dañando a terceras personas.

Lo más curioso es que son aquellos que realmente no tienen ni idea de cómo se hace un ritual o solo saben lo que han escuchado o leído, los que más se dedican a estas prácticas que rozan la ilegalidad. La legalidad ética es obvio que no la conocen.

La pena que siento en mi interior es ver como unos conocimientos y prácticas que han resultado beneficiosas durante milenios se entierran entre tanto estafador mercantilista. No es por lo que puedan pensar la sociedad de nosotros. Yo teniendo mi conciencia tranquila no me importa demasiado lo que piensen los demás.

El problema es que cada vez con menos frecuencia estos conocimientos se transmiten a las generaciones venideras y estas se quedan con lo que podríamos denominar migajas de un cuerpo de sabiduría que terminara perdiéndose.

Toda la información que te interesa, en tu e-mail.Lea nuestra Politica de privacidad.

Subir