Tarot Amigo
Consultas

La Mentira de los videntes en la televisión

videntes-television-720x340

Este mundo de las tarotistas y videntes tiene muy mala fama, y con razón. Se ha abusado de las personas que con problema han acudido a ellas en momentos de desesperación.

Casi nadie que llama a un tarot lo hace por gusto, sino por la necesidad de ser escuchado, de oír esperanzas y quedarse más tranquilo con sus problemas. En realidad esto tampoco debería ser así porque a quien llama hay que contarle la verdad, suavizada a veces, pero la verdad.

Volviendo al tema de la televisión os comento que las videntes no son máquinas a las que se le echa una moneda y empiezan a tener videncias. Para ello se necesita concentración, tranquilidad, paz y estar cómoda.

Como comprenderán un plato de televisión no es un lugar donde se pueda estar cómoda rodeada de focos, micrófonos y gente alrededor realizando el programa.
Hay ocasiones en las que cuando digo a lo que me dedico me miran con mala cara. Es normal y lógico, se han cometido tantas barbaridades que generalizar es injusto, pero es la imagen que hemos transmitido.

Se recibe una llamada, casi no se habla con la persona, a la que se le ha tenido en espera durante un tiempo por aquello de facturar más minutos, y cuando habla con la vidente televisiva solo lo hace dos o tres minutos. Vaya tipo de videncia y de consulta que le han hecho. Para mí más que consulta debería llamarse de otra forma…

La explotación comercial de las ciencias paranormales no es algo exclusivo del tarot, sucede también otros programas de radio y televisión con otros temas relacionados. De esto les voy a hablar otro día y créanme si les digo que se quedaran sorprendidos con los mercaderes del misterio.

Siento pena por las personas que han sido estafadas por quien en teoría le ha realizado una consulta, y siento vergüenza de esas y esos que se han prestado al engaño por un sueldo. No todo vale en la vida para vivir.

Con esto que les estoy contando no quiero que piensen que yo soy la mejor y que como no me he prestado a ese juego, oportunidades he tenido varias, las demás son malas y yo la buena. No es eso, solo quiero mostrar desde este rincón mi desaprobación a esas prácticas que tan mala fama nos ha dado a las demás.

Televisiones piratas, radios piratas, mal por ellas, pero peor por aquellas legales que por engordar su facturación entraron en el juego de videncia engañando a las personas que realizaban una consulta.

Toda la información que te interesa, en tu e-mail.Lea nuestra Politica de privacidad.

Subir