Tarot Amigo
Consultas

Cómo intentar ser feliz en un mundo imperfecto

felicidad

 

 

La búsqueda de la felicidad requiere que primero sepamos que es la felicidad para nosotros. Si entendemos la misma como la ausencia de problemas o la posibilidad de comprar todo lo que deseamos, estamos caminando por el camino incorrecto.

Los problemas son algo que forma parte de la propia vida. Todos tenemos problemas en mayor o menor medida. Es cierto que los que están relacionados con la salud y que son graves son los más importantes y prioritarios.

Pero a veces consideramos problemas a situaciones que no tienen la mayor importancia.

La felicidad absoluta no existe

Existen los momentos de felicidad y placenteros en los que nos sentimos contentos y a gusto con nosotros mismos y con la situación que nos rodea.
Es por ello el dicho que dice que cualquier tiempo pasado fue mejor. Recordamos los mejores momentos que se han quedado grabados en nuestro interior y tendemos a desechar de nuestra mente aquellos que no nos resultan agradables.

La vida, a diferencia de una película, tiene tiempos muertos en los que no nos sucede nada relevante. En cambio en el cine esos momentos se los salta el guion y nos da la sensación que la vida de los protagonistas de la misma son siempre interesantes.

No busquemos la perfección en un mundo imperfecto, ni intentemos buscar algo que realmente no existe. Busquemos solo momentos placenteros y de felicidad.

¿En qué basamos la felicidad?

Generalmente en asuntos materiales y que en realidad no tienen importancia si lo comparamos con la salud, por poneros un ejemplo extremo.

No os voy a negar que con dinero se compran momentos de felicidad, pero no nos equivoquemos, puesto que todo aquello que se puede comprar no proviene de nuestro interior.

Me explico. Podemos ir a cenar y estar en buena compañía, pasar una noche agradable e incluso comprar esa compañía. Si, desgraciadamente los amigos también se compran. Obviamente no son amigos de verdad pero cumplen su función cuando tenemos dinero.

Basar nuestro bienestar en asuntos materiales nos hace vivir momentos agradables y que mejoran nuestra autoestima pero no creo que eso sea la felicidad.

Entonces, ¿Qué es la felicidad?

Muchos os preguntareis que si la felicidad no es divertirse, gastar dinero, vivir a todo tren, viajar…etc. Entonces, ¿Qué es la felicidad?

Lo anterior sirve para divertirnos pero sentirse pleno es otra cosa. Para mí la felicidad es otra cosa.

Ser feliz es que esta comience desde tu interior, sin importar lo que te rodea ni los posibles problemas que te afecten. Sé que esto es difícil de comprender, sobre todo si como mencione anteriormente se mezclan con problemas de salud.

Consejos para ser feliz

Lo primero para intentar serlo es comprender que la percepción que los demás tengan de ti no es lo importante. Lo verdaderamente fundamental es lo que tú pienses de ti mismo y para lograr esto os aconsejo lo siguiente:

No te dejes influenciar por las opiniones ajenas: Lo que los demás opinen es solamente su opinión, lo importante no es la percepción de los demás sino la que tú tengas de ti mismo.

No caigas en la cadena de rumores: Entrar en los rumores es darle importancia a los comentarios que te llegan, tanto de tu persona como de otras. Si a ti no importa lo que los demás cuenten sobre ti tampoco te importa lo que digan de los demás. Así cortas de raíz esa cadena de rumores que en nada te van a beneficiar.

No te tomes los asuntos materiales como algo personal: Por ejemplo, no creas que las afrentas relacionadas con el trabajo o los negocios son algo personal en tu contra. Son solo negocios y es algo material y en nada tiene que ver con tu persona. Ten en cuenta que solo es una manera de querer ser más que tú.

Querer tener siempre el control es un error: Tú puedes controlar tus cosas pero no pretender controlar la de los demás. Nunca vas a poder tener el control absoluto y además a ti no debe importarte lo que los demás hagan.

No te lamentes por errores del pasado: Lo que sucedió en un pasado ya no tiene solución posible. No te atormentes por asuntos que ya no puedes arreglar. Céntrate en el futuro y que la experiencia te sirva de consejera para tiempos venideros.

Ponte metas de crecimiento personal para cada día: Estamos basándonos en nuestro propio YO. Por tanto, vamos a hacer que este crezca y el ponernos pequeñas metas en cuanto a asuntos que queremos realizar, ejercicio físico, el avance en una tarea de ocio…etc. pueden ser esos pequeños objetivos que nos hagan sentirnos satisfechos con nuestros propios logros personales.

Podríamos darte muchos más consejos para mejorar tu autoestima y crecer interiormente, que es lo que a la larga te dará la plenitud que no se logra con asuntos materiales, pero lo que quiero que te quede claro es que en ti está la clave para mejorar.

Toda la información que te interesa, en tu e-mail.Lea nuestra Politica de privacidad.

Subir